jueves, 12 de septiembre de 2019

Mi experiencia escolar por Yanci Suarez

EXPERIENCIA ESCOLAR

Durante mi recorrido escolar, una de los mejores momentos y donde tuve algunas buenas experiencias fue el Bachillerato, estudie el bachillerato en dos escuelas, sin embargo, voy a hablar de la primera escuela. 

Estudie en el COBATAB 2, se encuentra ubicado en la Col. Tamulte de las Barrancas en la Calle Segunda Cerrada De Niño Artillero 102, perteneciente al municipio de Centro, Tabasco. El clima en estado de Tabasco, por lo general en la mayoría de los municipios es el mismo, siendo este un clima cálido húmedo con abundantes lluvias en verano y cálido húmedo con lluvias todo el año, en cuanto al comercio según el INEGI es de 9,286 el ingreso económico actualmente donde la venta de alimentos, abarrotes, negocios independientes e industrias son las principales fuentes de ingreso económico, por otra parte, después de contextualizar quiero hablar sobre mi escuela.

El plantel 2 se encuentra rodeado en su mayoría por casas familiares, por lo que el único modo de poder llegar a la escuela es caminando o que te vayan a dejar en coche, ya que por estar rodeado de casas es difícil que dejen pasar transportes públicos. La infraestructura de la escuela es la siguiente: cuenta con 10 edificios, donde se distribuye entre salones, dirección, biblioteca, laboratorios, sala de computo, cafeteria, auditorio, papelería, baños, salón de danza y de artes, además de contar con cancha para futbol, basquetbol y béisbol, la verdad que es una escuela muy bonita y grande a mi parecer, siempre disfrutaba llegar temprano en la mañanas y escuchar el silencio que había antes de empezara a llegar la multitud de alumnos, además habló en experiencia propia que los maestros con los que tuve clases, siempre hacían sus clases dinámicas, y explicaban realmente bien los contenidos que daban, lo que hizo que mi estadía en la escuela fuera fácil, en su momento hice algunos amigos y disfrute mucho la escuela.

Una de las cosas que siempre recordaré con cariño de la escuela, es que teníamos nuestra mascota propia, era una perrita que se llama Luna, la historia de la perrita es muy dulce, pues llego desde cachorrita a la escuela y al que en su momento fue el subdirector y luego director de la escuela, fue quien adopto a la Luna, entonces ella creció en la escuela, tenía hasta su propia cama y casa en la dirección, era muy feliz verla en las mañanas esperando en el portón a que llegaran los alumnos o verla entrando y saliendo de los salones, la mayoría de los alumnos la conciencia, le llevaban juguetes y comida y es algo que siempre recordare con  mucho cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muy leído

.