sábado, 14 de septiembre de 2019

Las fotografías almacenan recuerdos


Por: Yunuen Cabrera

 Considero que una de mis mejores etapas escolares ha sido el bachillerato, ya que en esta etapa conocí a personas maravillosas con las he vivido experiencias únicas y  divertidas.

Asistí al bachillerato general del Benemérito Instituto Normal del Estado "Juan Crisóstomo Bonilla", el cual se encuentra en el municipio de Puebla, sobre el bulevar hermanos Serdán  203, en el turno matutino, la escuela cuenta con el programa de certificados de infraestructura educativa nacional "Escuela al cien", en la prueba PLANEA del año 2017 obtuvo un desempeño excelente.

Me encontraba en el 2° grado de bachiller, cuando la maestra de ingles "mis Aleida" nos dejo un trabajo final, el cual consistía en hacer una presentación "creativa", en donde narráramos una historia en   Japón, al principio no me agrado tanto la idea, pero mi amigo Ramsés siempre encontraba el lado creativo a las cosas, no sabíamos como empezar y entonces se nos ocurrió empezar el proyecto desde las fotografías, para ello  a mi me encantaba tomar fotografías y editarlas, era mi hobby, y esa fue mi tarea en el trabajo, no era sencillo, ya que Ramses tenia una visión un tanto peculiar de ver las cosas, pero trataba de hacer mi mayor esfuerzo. Era la hora de receso y nos reunimos en donde era antes el área de juegos ( nuestro lugar favorito),  para realizar la sesión de fotos, unas boca abajo, otras desde arriba de los juegos, en fin, todas eran diferentes, todos estábamos aportando ideas para la historia en cuanto se tomaban las fotografías, de repente llego(un poco tarde) la ultima integrante del equipo Andy,  Ramses se le ocurrió que al principio de la  historia narráramos cuando tomáramos el avión a nuestro destino (Japón) y Andy llegara tarde al vuelo, de manera que se reflejara desesperada corriendo tras el avión,  y le dijimos a Andy que corriera para tomar la fotografía pero empezó a hacerlo muy rápido y sentía que no podía alcanzarla para capturar la imagen, empecé a correr concentrándome únicamente en capturar a Andy pero no me percate que en mi camino había una piedra, la pise y me resbale, salí volando junto con mi celular, quedando herida de la rodilla, vientre y brazo, mis amigos sorprendidos corrieron a auxiliarme, pero a mi lo que me preocupaba es si había capturado la fotografía de Andy, así que me levante rápido para buscar mi celular y efectivamente logré capturarla y debo decir que salió increíble, valiendo la pena la caída.
Las fotografías almacenan recuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muy leído

.