martes, 29 de octubre de 2019

¿Mi objetivo?... Libertad

Te encuentras ahí, queriendo progresar con tu persona, con entenderte, con tener tus propios ideales, con buscar tu autenticidad, tus creencias, contigo misma, y no faltan las personas que te llegan a preguntar... ¿verdaderamente eso eres?

Vamos de nuevo, año 2015 lleno de estereotipos y paradigmas para mi; periodo en el que estaba en busca de una figura a seguir, quien me diera fuerza y motivación para cambiar, algo que me permitiera decir "soy mejor ahora". Y ahí me tienen, leyendo el libro "Yo soy Malala" o libros de tipo "El caballero de la armadura oxidada" "El Principito" y "Mindfulness", viendo conferencias de Emma Watson en la ONU y y Hillary Clinton, documentales de la vida de Jane Fonda, escuchando música de Kesha renacida, , queriendo adoptar un estilo tipo Paris Jackson y dibujando elefantitos por todos lados, hasta la idea de definirme como feminista.

No, yo no estuve expuesta a situaciones extremas como otras mujeres, pero si fui denigrada en varias ocasiones. El hecho de considerarme feminista no implica, para empezar, las típicas ideas de odio hacia los hombres, de querer ser mejores que ellos o que todos los demás, de querer romper contra todas aquellas normas sociales con rebeldía y falta de empatía. El término me lo apropie por el hecho de que me fui haciendo consiente de que ser mujer aún conlleva sus dificultades. A lo mejor en ese tiempo era muy pequeña como para entender toda esa información que por mi cuenta quise obtener, quizá no viví lo mismo que otras mujeres empoderadas cuya vida fue dedicada al la lucha de los derechos y escucha de la voz femenina, pero cada una tiene sus propias luchas, ¿no?

La verdad, es que me cansé de ser amable y de aceptar las cosas como son. Soy capaz de poder decir lo que me gusta y lo que no, lo que quiero y lo que no, de admitir cuando te hacen daño, no solo físicamente, sino hacia tu honor y tu persona. Desde ese año hasta ahora me doy cuenta de que son muchas las personas que se están uniendo y solidarizando con muchas luchas diferentes de distinto índole, pero a su vez, algunos de ellos son quienes marginan contra otros. ¿Qué estamos haciendo?...
"Nos necesitamos los unos a los otros, porque todos estamos en este planeta y todos estamos en problemas." Margaret Prescod (activista). Mi lucha es hacia el hecho del ¿por qué hacer daño a la integridad del otro? ¿por qué tener el valor de definirlo/la sin saber sus luchas? Ahí es donde comenzó todo. Llegas a un punto en el que te preguntas, ¿por qué el mundo se ha vuelto tan incómodo?. 

Necesitamos entender más la humanidad, conocer más de derechos, aprender más de la empatía, aceptar la diversidad y sobre todo, necesitamos darnos ese valor que tanto merecemos, conocernos, guiarnos y crecer interiormente. "...soy lo suficiente sabio como para saber cuando estoy atrapado, y también para regresar aquí para aprender más de mí mismo" -El hombre de la armadura oxidada (1987)... Y sí, verdaderamente eso soy. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muy leído

.